Menta

Hay algo en este poema que me parece fallido. Por más que le busco, no le encuentro. Quizás sea un problema de temperaturas. En todo caso, no soy de los poetas que a lo largo de su vida van corrigiendo y reescribiendo sus poemas. Quizás sea que el paisaje descrito queda forzado al pasar como ardor frío entre las piernas. No sé; así he dudado muchas veces. Pero ya está publicado y ni modo.


MENTA

La tarde apunta
a un aroma visual como de menta,
se refrescan las horas en los ojos,
pasan hojas trinando,

una nube pide auxilio,
se carcajea el aire,

entre las piernas un ardor frío
me recuerda que soy un calendario,
sólo un observador de aromas:
un responso.


Escúchalo:

4 comentarios:

María Elena Reynaldos dijo...

A mi me gusta, me dice cosas... aunque el título... siento que... como que "no le queda"
Saludos de María Elena

alejandro aura dijo...

No sé, Maria Elena, a lo mejor tienes razón, es el título lo que falla, pero lo que sé es que algo no encaja, y como lo hice hace muchos años ya no tengo memoria de la emoción que lo motivó.

Gabriela dijo...

Yo le pondría un verso final.
Antes de punto, dos puntos y ":Un responso".

Le hacen falta 'oes' al poema, para que resuene al final.
Saludos y perdona...jeje.

alejandro aura dijo...

Me encantó tu solución, Gabriela, y la habría adoptado. Lástima que el poema esté publicado ya hace tantos años. Pero no sé, a lo mejor si se volviera a publicar...